Ayudas del Servicio Navarro de Empleo para cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales

7. junio 2019 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

1[3] copia

ANEL organizó ayer una mesa de trabajo para explicar las principales novedades y aspectos prácticos a considerar en las convocatorias de ayudas que el Servicio Navarro de Empleo ha convocado para este año para las cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales que quieran acogerse a ellas.

Los plazos para enviar la documentación, cómo tiene que ser esta o las cuantías de las inversiones son algunas de las cuestiones que se encargaron de aclarar los técnicos de Anel Alberto Morentin, Alfredo Chourraut y Cristina Sánchez, quienes estuvieron acompañados por el presidente Ignacio Ugalde, con la intención “de motivar a las empresas a invertir e incorporar nuevos socios” y aclararles unos trámites en los que “la gestión es cada vez más complicada”.

El principal cambio de las diferentes ayudas convocadas para este año es que para solicitarlas que esperar a la autorización del gasto correspondiente, es decir, a que se publiquen en el BON. Y esto influye en otro cambio importante, el plazo de entrega de la documentación, que pasa a ser de un mes a partir de su publicación o bien, de un mes desde el momento en el que se hace el último pago de las facturas presentadas.

9[1]

En primer lugar, se habló de las ayudas relacionadas con el fomento del empleo y la mejora de la competitividad, las cooperativas y sociedades laborales disponen de tres convocatorias en las que la principal novedad es que se van destinadas a inversiones realizadas y abonadas entre el 1 de noviembre del año anterior y el 31 de octubre del año en curso.

Este año, como excepción, se atenderán las inversiones hechas entre el 1 de enero y el 31 de octubre. Igualmente, su solicitud debe hacerse obligatoriamente por vía telemática y se resuelven por orden de entrada y hasta agotar la partida destinada.

La primera convocatoria es la realización de inversiones, en la que la subvención concedida no podrá superar los 8.000 euros anuales y para solicitarla será necesario realizar una inversión mínima de 6.000 euros, 4.000 en el caso de empresas de nueva creación.

En este punto, Alberto Morentin quiso enfatizar el concepto de inversión, que las empresas tengan muy claro qué es subvencionable o no porque “si una factura no está bien justificada, no la aceptan y la quitan, puede rebajar esa inversión mínima de 6.000 euros y, por tanto, todo el expediente se quedaría fuera de la convocatoria”.

También destacó otras novedades como la obligación de que cada centro de trabajo tenga su IAE, la documentación relativa a la nueva justificación del CENAE o la referida a la nueva Ley de Transparencia; así como la importancia de las obligaciones que conlleva la concesión de la ayuda, ya que “si no se cumplen te pueden obligar a devolver el dinero”.

5[2]

La segunda convocatoria es para la incorporación de personas socias, que varía entre los 2.000 y los 7.000 euros y cuyo requisito principal es que el domicilio social y el centro de trabajo esté ubicado en Navarra. La cantidad destinada a adquirir la condición de socio-trabajador será de, al menos, 1.000 euros y para las empresas que ya funcionan, esta incorporación debe suponer un incremento de la plantilla fija. Una novedad respecto a la convocatoria anterior es que ahora permite transformar a los socios-trabajadores de duración determinada en socios-trabadores con carácter indefinido. Respecto a la persona que quiera adquirir su condición de socia-trabajadora, en la nueva convocatoria tienen que cumplir un requisito importante, como especificó Chourraut: primero tiene que hacerse socia de la cooperativa o sociedad laboral y luego convertirse en trabajadora indefinida, o bien el mismo día tiene que incorporarse como socia-trabajadora.

La tercera convocatoria es la destinada a asistencias técnicas, que en 2018 tuvo “bastante complejidad de concesión” porque a veces es dudoso saber qué encaja o qué no en este concepto, explicó Morentin. Su recomendación, acudir al SNE a solventar las dudas antes de presentar cualquier documentación.

A continuación, Cristina Sánchez explicó las ayudas a entradas de nuevos socios, que son las personas físicas quienes pueden solicitarlas siempre que estén empadronadas en Navarra. Están destinadas a empresas que lleven un año en funcionamiento y la aportación mínima es de 3.000 euros. Uno de los mayores cambios este año se da en la compraventa entre particulares, en la que solo se va a subvencionar el valor nominal de las acciones que se están comprando, no el valor real que pone en la escritura.

6[2]

Por último, se habló de las cuotas a la seguridad social de los trabajadores que han capitalizado las prestaciones por desempleo, unas ayudas destinadas solo para aquellas personas que lo hayan capitalizado al 100% y en un pago único. Como su nombre indica, es un abono de la cuota del régimen correspondiente, general o autónomo, de la seguridad social; es decir, “una manera de compensar los gastos de Seguridad Social que tendría cubiertos durante los meses que estuviera cobrando el paro” y es la única en la que su solicitud está abierta todo el año.

Comments are closed.