La Granja, boutique motera y cooperativa

14. febrero 2018 | Por | Categoria: Creación de Empresas
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

_IGP69489

Katrin Peláez y Alberto Villabona acaban de embarcarse en el proyecto de su vida. Desde el pasado 2 de noviembre regentan La Granja Custom & Bikes en el II Ensanche, un nuevo concepto de concesionario, taller y boutique de accesorios para moteros custom donde se pueden encontrar multitud de accesorios para customizar las motos.

“Los dos teníamos un trabajo por cuenta ajena hasta que la cosa se torció y acabamos en el paro”, recuerda Katrin. Ella estuvo alrededor de un año y Alberto dos años desempleado. Todo ese tiempo les sirvió para reflexionar y plantearse otras posibilidades de vida: “Vimos que teníamos que cambiar de vida y hacer algo que realmente nos gusta”. Dicho y hecho. Se pusieron manos a la obra y convirtieron su hobbie de toda la vida en su medio de vida. “Siempre hemos estado muy vinculados al tema de la moto, pero sólo ha sido afición. Hemos encajado todo y La Granja es el resultado”, comenta Alberto.

Tal y como afirman los dos, es el tipo de tienda que a ellos como clientes les gustaría encontrar. “Viajamos siempre en moto, y hemos visto muchas tiendas; por eso hemos hecho un poco lo que nos ha gustado y lo que nos hubiera gustado encontrarnos a nosotros, esperando que a la gente también le guste”. El negocio está funcionando, aunque reconocen que es un sector muy estacionario. “Hemos abierto en la peor época del año, y es en primavera cuando empieza a moverse más pero hasta ahora ha tenido una buena acogida”, comentan satisfechos. De hecho, no existe en Pamplona una tienda del mismo estilo. Es el proyecto personal de Katrin y Alberto, y han apostado por las motos clásicas, “por lo que la apuesta es arriesgada”. Además de venta, tienen un taller de reparación y hacen todo tipos de arreglos así como customizar las motos y todo tipo de accesorios. “El trabajo es muy personalizado y nos lo tomamos con tiempo, sin prisas”.

ANEL como punto de apoyo

En todo este proceso de creación, reconocen que ANEL ha sido un punto de apoyo importante. Se constituyeron como microcooperativa, porque es el modelo mas acorde con sus valores. Después de hacer varios cursos en la Camara de Comercio, les asesoraron acudir a ANEL para el acompañamiento a la creación de la empresa. “Nos han ayudado muchísimo, si ANEL no hubiera estado detrás nos hubiera costado muchísimo mas”.

El hecho de ser microcooperativa les aporta tranquilidad y otra visión de la vida. “Gracias a ANEL en poquito tiempo nos hemos centrado en nuestra actividad”, comentan. Los dos venían del sector de las multinacionales y el cambio ha sido mas que positivo. “Es un modelo acorde con nuestros valores, queríamos un cambio de vida radical, puesto que nuestros trabajos anteriores no nos llenaban. Ahora tenemos un trabajo en el que se cuida a los trabajadores, eso es primordial para nosotros”.  Ahora mismo tienen una persona contratada.

23632289_304584446725596_2488005067641443174_o

Miran el futuro con ilusión y su gran reto es poder vivir de lo que les gusta, de las motos y el trato personalizado con el cliente. “Nos gustaría crecer un poco mas para ser más sostenibles, y tener estabilidad y seguridad, con la idea de mantenernos durante muchos años. Lo que queremos es vivir tranquilamente y disfrutar del trabajo, nada más”.

Aunque están especializados en motos clásicas, el taller funciona como taller de barrio y los usuarios diarios de motos urbanas también encuentran en La Granja su sitio de reparación perfecto. Resaltan la afición que hay en Navarra con las motos y también la cantidad de personas que las utilizan a diario.

Alberto comenzó a interesarse por las motos desde que era muy pequeño. Su padre restauraba motos antiguas y pasó su infancia subida a ellas. A Katrin siempre le han gustado las motos también, pero fue cuando empezó a viajar en ellas cuando se enamoró. Desde entonces, esta pareja siempre viaja en moto. “Nos gusta cuidar a nuestros clientes viajeros e intentamos traerles esos productos que siempre hemos echado en falta”.

Este invierno el producto estrella de la tienda han sido las prendas con calefacción eléctrica, que la gente ha empezado a comprarlas no solo para viajar en moto sino para el día a día o los partidos de fútbol. Maletas impermeables que se van adaptando a la carga o maletas para perro homologadas son otros de los productos que se pueden encontrar en La Granja.

Comments are closed.