Motivación herramienta “tractora”del cambio

28. septiembre 2018 | Por | Categoria: Liderazgo Participativo
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Captura de pantalla 2018-10-01 a las 8.24.25

Dentro del Programa de Habilidades, financiado por Gobierno de Navarra, Arantxa quintana, experta en Motivación y Coaching, destacó la importancia de la motivación para mejorar los resultados de una organización y retener el talento.

¿Por qué formarse? En sus propias palabras, “una respuesta excelente seria porque quiero mejorar los resultados de mi organización, porque me intereso por las personas de mi equipo y porque quiero aprender a saber que es realmente la motivación y cuál es MI-Motivación”.

La motivación es una poderosa herramienta como tractora del cambio.

Saber retener el talento pasa por conocer que motiva a las personas que trabajan conmigo.

Disminuir bajas laborales, y crear un buen clima laboral, son algunos de los cimientos de la motivación.

Poder avanzar hacia el futuro integrando la motivación en el Plan estratégico de la empresa, asegura el éxito de las líneas de actuación, sin olvidarnos de una patita importante en la que se apoya y se lanza la Motivación: El reconocimiento.

Esto y otros aspectos son los trabajados a lo largo de las sesiones realizadas dentro de la habilidad de “Motivación”.

En definitiva, se trata de conseguir una visión de uno mismo y de la empresa llena de nuevos retos y energía de la positiva.

010

Estas jornadas se enmarcan dentro de Conjunto de acciones formativas especializadas en LIDERAZGO PARTICIPATIVO dirigidas a directivos y profesionales de empresas con responsabilidad de equipos.

La implicación de las personas en el proyecto empresarial, más allá del incentivo en los resultados a corto plazo, es uno de los retos a los que se enfrentan las empresas, para lo cual se requiere una evolución en el estilo de liderazgo, un Liderazgo Participativo.

Por esto mismo, la motivación es una de las habilidades a desarrollar por parte de los directivos/as navarras. Permite además mejorar la actitud del empleado.

Además hay que tener en cuenta que “no podemos pensar con modelos culturales obsoletos donde el empleador pensaba en las personas como mera mano de obra y donde el salario debe ser suficiente motivación para un empleado”.  La realidad es que recibir la retribución no es de por sí suficiente fuente de motivación. La empresa siempre puede hacer algo más para mejorar el compromiso de sus personas.   Y estos tienen tiene que tomar responsabilidad por su contribución y comportamientos.

Este es el gran reto.

Desde el punto de vista de contenidos, este programa donde se enmarca esta habilidad es una propuesta para trabajar en las habilidades clave del Liderazgo Participativo, para “asentar las bases a partir de las cuales los directivos puedan avanzar posteriormente en el desarrollo de las competencias del Liderazgo Participativo”.

GN4c-B 4

Comments are closed.