¿Qué me aporta lo que estoy pensando? ¿Me ayuda?

31. marzo 2019 | Por | Categoria: Liderazgo Participativo
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

2019-02-22-10.39.48-482x321

Se ha llevado a cabo la sesión sobre Positividad dentro del Programa de competencias clave de Liderazgo Participativo de ANEL, impartida por Marina Lázaro y en la que tomaron parte 19 personas que lideran diferentes empresas.

Como se indicó en la sesión, la positividad trata de “centrarse en lo que funciona, en el pensamiento positivo, lenguaje positivo, acciones positivas. Desarrollar emociones adecuadas para poder actuar de manera positiva, de generar posibilidades”.

De ahí que sea una competencia “emocional que desarrolla la capacidad de adecuarse a las necesidades de la empresa. Y que, además, ayuda a relativizar situaciones, a resolver y desengancharse de pensamientos que no ayudan a avanzar”.

Desde el liderazgo es fundamental trabajar por un “clima positivo”, transmitiendo y manteniendo esta competencia, para movilizar al equipo, “gestionando así mejores relaciones con un mejor rendimiento y, por tanto, mejores resultados”.

El impacto en las personas del Equipo, comienza desde uno mismo, aportando “mi” atención plena en lo “positivo”, siendo referencia “mi” valor añadido a “mi” Equipo e integrando así esta competencia en la organización a través de los valores que la favorecen.

Comportamientos como tener Ilusión, estar agradecido, estar seguro y confiado, compartir con generosidad, afrontar las dificultades con compromiso, son clave de la positividad. Y además así se consigue un Equilibrio entre responsabilidad y disfrute, eso sí, aplicando el sentido el humor en el “buen hacer”.

“No se trata de ser sino de estar” y sentir las emociones asociadas a esta competencia positividad. En palabras de Marina Lazaro hay que utilizar en la comunicación un “lenguaje protagonista”, constructivo y en positivo. Y todo ello debido a el poder que tiene la palabra en la calidad de los pensamientos, seguidos de comportamientos y acciones de mejora.

“Céntrate en ti, en dejar entrar sólo pensamientos que te potencien, que te inspiren, que saquen lo mejor de ti y te ayuden a convertirte en tu mejor versión. Pregúntate a menudo:

2019-02-22 10.40.03¿Este pensamiento me esclaviza o me libera

¿Qué me aporta lo que estoy pensando? ¿Me ayuda?

Si el líder gestiona una dirección de cultura positiva, desde la comunicación clara y precisa, con los datos necesarios para la consecución de objetivos concretos, evita otras interpretaciones.  Como consecuencia fluirán relaciones “sanas”, reacciones y  cambios en la consecución de Ideas, Productividad, Fluidez en las reuniones y relaciones, asunción de responsabilidad y actitud de mejora.

Todo ello desarrolla en la organización una “cultura de alto rendimiento”.

Además se impartirá la segunda sesión, que va a estar dirigida a la “praxis” a través de ejercicios y dinámicas grupales con los distintos líderes, para reforzar conocimiento y recoger algún método a aplicar en la empresa. “Consideramos un rico proceder, dado que cada perspectiva y cada casuística aportara valor al colectivo del grupo formativo”.

Comments are closed.