Manhattan Escorts NYC Escorts

Abiertas las convocatorias de ayudas para cooperativas y sociedades laborales de 2020

13. marzo 2020 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Ayudas2

ANEL organizó una mesa de trabajo para recordar y poner al día a las cooperativas de trabajo asociado, microcooperativas y sociedades laborales sobre las convocatorias de subvenciones que el Servicio Navarro de Empleo ha convocado para este año 2020. Los técnicos de Anel Alberto Morentin, Cristina Sánchez y Maite Berasain se encargaron de las explicaciones y de “aclarar algunas dificultades en su tramitación” con la ayuda de consejos prácticos que han ido aprendiendo según les ha tocado gestionarlas.

La primera de las subvenciones, recordó Cristina Sánchez, es la referida al fomento del empleo y mejora de la competitividad en cooperativas de trabajo y sociedades laborales, que contempla tres convocatorias destinadas a la incorporación de personas socias, inversiones y asistencias técnicas, todas ellas realizadas entre el 1 de noviembre del 2019 y el 31 de octubre del año en curso (2020). Su solicitud debe hacerse obligatoriamente por vía telemática y se resuelven por orden de entrada y hasta agotar la partida destinada.

La convocatoria para la incorporación de personas socias con carácter indefinido como socias-trabajadoras —el objetivo principal es el incremento de la plantilla fija— establece una ayuda que varía entre los 2.000 y los 7.000 euros. Prevé tres posibilidades: la incorporación de personas desempleadas inscritas en el SEPE, de trabajadores con contrato de trabajo temporal —que lleve no menos de 6 meses ni más de 24— en la empresa solicitante o la transformación de socios-trabajadores de duración determinada en socios-trabajadores con carácter indefinido. La cantidad destinada a adquirir la condición de socio-trabajador deber ser de, al menos, 1.000 euros.

Esta ayuda es incompatible con cualquier otra que tenga la misma finalidad, está sometida a minimis y las empresas tienen un mes desde el día del alta o variación de datos en la Seguridad Social para pedirla. La cuantía total asciende a 650.000 euros, como viene recogida en la normativa de referencia, una cantidad “que el año pasado se agotó”.

 La convocatoria para la realización de inversiones de inmovilizado material e inmaterial bonifica hasta el 45-50% de la inversión para nuevas empresas y hasta el 35-40% para empresas con más de un año en el registro. Además, si la actividad se encuadra en los sectores de la S3, añade un 5%. En todo caso, la subvención concedida no podrá superar los 8.000 euros anuales y para solicitarla será necesario realizar una inversión mínima de 6.000 euros, 4.000 euros sin IVA en el caso de empresas de nueva creación.

Ayudas6

 Tener muy claro qué conceptos son subvencionables

 En este punto, Alberto Morentin quiso enfatizar nuevamente el concepto de inversión, que las empresas tengan muy claro los conceptos que son subvencionables. Si una factura no está bien justificada, el SNE no la acepta y la quita de la documentación. Esa falta puede rebajar la inversión mínima de 6.000 euros y ocasionar que todo el expediente se quede fuera de la convocatoria. “Además, por ejemplo, si presentas cuatro facturas y deniegan ese expediente porque una de ellas es errónea, y presentas otro expediente (porque el plazo sigue abierto), ya no puedes presentar las otras tres facturas correctas”, recalcó Morentin. No quiso olvidar, igualmente, la importancia de que cada centro de trabajo esté dado de alta en el IAE en el momento de realizar las inversiones “para evitar complicaciones”.

Ayudas4

Para este año, se han destinado 697.000 euros de presupuesto y Morentin animó a los presentes “a solicitarlas lo antes posible” ya que en 2019 unas 40 empresas se quedaron sin ayuda al agotarse el remanente. “Desde Anel hemos conseguido que esas empresas entren en la convocatoria de este año y que sus solicitudes se resuelvan en primer lugar. Pero no sabemos si el año que viene se aceptará nuestra petición si se repite la misma situación”, comentó.

La convocatoria destinada a asistencias técnicas, que subvenciona trabajos para los que microcooperativas, cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales “contratan a terceros” en temas de asesoramiento, estudios… conlleva una dificultad en clave de “concepto”, indicó Morentin, ya que hay que tener muy claro qué concepto es porque han denegado muchas ayudas por este matiz”. “Por ejemplo, en el apartado que pone estudios de viabilidad, de organización… el SNE entiende que son estudios como tal y no implantación a pesar de que nosotros les hemos preguntado qué diferencia hay ya que después del estudio viene la implantación. Porque si haces el estudio y luego no lo implantas, ¿para qué lo quieres?”.

Ante la duda, la mejor solución es solventarla acudiendo directamente al SNE antes de presentar cualquier documentación. Esta ayuda tiene una partida presupuestaria de 75.000 euros y el importe asciende hasta el 75% del coste con un límite de 6.000 euros.

Ayudas3

 A continuación, Cristina Sánchez expuso las subvenciones a entradas de nuevos socios-trabajadores y transformación de empresas, dirigidas a personas físicas que se incorporen a empresas que lleven al menos un año en funcionamiento o que adquieran la condición de socio-trabajador al cambiar de forma jurídica la empresa en la que trabaja. En ambos casos, la aportación mínima es de 3.000 euros. Se subvenciona un 30% de la cantidad destinada a adquirir la condición de socio-trabajador con un límite de 6.000 euros. “Si la persona que se incorpora ha capitalizado el desempleo, tiene que hacer un cálculo a ver si le corresponde esta ayuda, es decir, tiene que ver cuál es la cantidad aportada al capital y si a esa cantidad se le resta lo capitalizado y la diferencia es de al menos 3.000 euros, podría solicitarla”, explicó. El presupuesto de la partida es de 300.000 euros.

 Por último, Maite Berasain habló del pago de cuotas a la seguridad social de los trabajadores que han capitalizado las prestaciones por desempleo, unas ayudas destinadas para las personas que hayan capitalizado el subsidio al 100% y en un pago único. Estas bonificaciones se solicitan al mismo tiempo. Como su nombre indica, es un abono de la cuota del régimen correspondiente, general o autónomo, de la seguridad social; es decir, “una manera de compensar los gastos de Seguridad Social que tendría cubiertos durante los meses que estuviera cobrando el paro”.

Se concede el abono del 50% de la cuota mínima al régimen correspondiente de la Seguridad Social como trabajador autónomo, o el abono del 100% de la aportación de la persona trabajadora en las cotizaciones al régimen general de la Seguridad Social, durante el tiempo en que hubiese tenido el derecho a desempleo si no lo hubiera capitalizado.

Comments are closed.