Aldakin innova en robótica para neurocirugía

20. marzo 2017 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

06704ef

Aldakin, empresa asociada a ANEL que tiene una de sus sedes en Alsasua, está desarrollando un innovador proyecto de robótica para neurocirugía, en colaboración con la Clínica Universidad de Navarra. Se trata de un robot que asistirá al cirujano para aumentar la eficacia y precisión en los procesos quirúrgicos.

Aldakin está formada por grupo de empresas con más de 25 años de experiencia y cuenta con 150 empleos. Especialistas en ingeniería, proporcionan soluciones de automatización de los procesos productivos, basadas en la aplicación de la robótica, visión artificial y PLCs. Ofrecen un servicio integral, desde el diseño y automatización, hasta montaje y mantenimiento de sus instalaciones eléctricas.

Dispone además de una unidad específica, Aldathink, para los servicios de I+D+i, con desarrollos de procesos en robótica y biotecnología. Así mismo desarrollan tecnologías emergentes sostenibles para la reducción del impacto medioambiental.

El modelo de robot desarrollado por Aldakin permite realizar actuaciones de forma autónoma, garantizando una colaboración efectiva entre cirujano y robot. Este desarrollado podría generar en un futuro 10 nuevos puestos de trabajo.

El Gobierno de Navarra participa en la financiación con una subvención de 278.835 euros.

sawyer_detail-1

 Distribución de robot colaborativo

Además como apuntó la empresa en un comunicado Aldakin, a través de la marca micobot.es, apuesta por la distribución de los cobots en la industria navarra de la mano de la innovadora empresa americana RethinkRobotics, fundada por el creador de la ya conocida Roomba y cofundador de iRobot, Rodney Brooks.

Esta empresa presenta Sawyer, un cobot agradable e intuitivo que revolucionará el paisaje industrial de nuestra tierra. Se trata de un cobot que puede aprender a base de movimientos, sustituyendo la tradicional necesidad de programación de los robots industriales, bastará dedicarle unos minutos para que se aplique en su nueva tarea.

Además es flexible y fácilmente reubicable, muy alejado de los estándares de los robots de un solo uso tradicionales. Brooks y su equipo, procedentes del MIT, evolucionan rápidamente la inteligencia artificial instalada en Sawyer, permitiendo simplificar aún más su capacidad para resolver los variados problemas de la industria, como puede ser la recepción, colocación o apilamiento de objetos variados, así como la aplicación de controles de calidad mediante su avanzada sensórica, mediante visión artificial y el control en fuerza de sus garras.

Comments are closed.