Ambiente “familiar y de barrio” en el nuevo ‘Tudelilla’ hecho cooperativa

30. marzo 2014 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

tudelilla

El Tudelilla siempre había sido un bar de venta de vinos al por mayor. Eso, quien es de Mendillorri, lo sabe. Pero desde hace cuatro meses este bar ha reabierto sus puertas y por dentro es completamente distinto. El Tudelilla ha mutado y se ha convertido en “un bar de barrio con una idea de negocio completamente nueva”. Así lo definen sus creadores, cuatro jóvenes socios cooperativistas que han sabido darle la vuelta a la crisis: Igor Usunáriz, Gorka Senosiáin, Mikel Amillano e Iñigo Berrocal. “Nos parecía que faltaba un bar que fuera el punto de reunión de los vecinos”, recuerdan Usunariz y Berrocal.

El posible negocio entre los cuatro amigos se les ocurrió hace ya dos años y aunque han tardado en buscar un local que cumpliera con sus expectativas, no olvidan el apoyo recibido. “Por aquel entonces no teníamos el dinero suficiente para hacer frente a esta iniciativa, así que creamos unos bonos con bastante éxito en Mendillorri. Como parte del dinero es del vecindario apostamos por la manera empresarial más justa. Nos informamos en ANEL”, cuentan. El resultado es la cooperativa Ximini, compuesta por los cuatro amigos que llevan El Tudelilla. Del pasado, sólo queda la venta de botellas de vino. Ahora, según sus creadores, el Tudelilla, de unos 80 metros cuadrados, es un “bar de barrio y familiar”. “Eso nos dice la gente asidua. Les gusta el ambiente que se respira”, comentan.

El Tudelilla ofrece servicio de bebidas y comidas. Bocatas, raciones y menús previamente pactados. Los precios, asequibles, para poder pasar un buen rato “casi en familia”. “El negocio va muy bien. Creemos que vamos a ir hacia adelante y con fuerza. Con el tiempo, si todo va bien, ampliaremos el bar. El primer piso también es nuestro y el local de al lado es un terreno que se podría conseguir”, piensan. De momento ya han empezado los primeros pasos del camino y cada día buscan ser distintos a los demás bares de la zona. Ellos buscan la creatividad y por eso hablan constantemente con asociaciones culturales. “Para estar al tanto de las iniciativas llevadas a cabo”. “En carnavales nos disfrazamos los camareros. Le dimos un toque especial. Ahora queremos hablar con el resto de bares de Mendillorri para proponer organizar una ‘fiesta de la cerveza’. Sería parecida a la de Pamplona, con bonos y cervezas de importación”, desvelan. Aunque todavía no es oficial, a quien le guste la cerveza le conviene ya señalar el próximo 24 de mayo en el calendario.

Comments are closed.