ANEL participa en Emprendefranquicia

9. noviembre 2017 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

FOTO 1[1] copia

La Economía Social ha estado presente en Emprendefranquicia en Baluarte para informarse sobre el modelo de negocio que representa la franquicia. La apertura de este encuentro ha corrido a cargo de Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Javier Cortajarena, director territorial de Laboral Kutxa e Ignacio Ugalde, presidente de ANEL.

Esta primera edición de EmprendeFranquicia ha sido promovida por NavarraCapital.es, asociada a ANEL, y ha contado con el patrocinio de Laboral Kutxa, Gobierno de Navarra a través del Servicio Navarro de Empleo y la colaboración de la Asociación Española de Franquiciadores y la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social (ANEL).

Laparra ha mostrado el apoyo del gobierno foral a través del SNE a esta fórmula de emprendimiento “que constituye una oportunidad para el emprendedor y contribuye a la generación de empleo. Es una buena alternativa al emprendimiento porque son promovidas por empresarios locales que favorecen que sus negocios se queden en nuestro territorio. Con la franquicia también se minimizan riesgos y es un modelo de crecimiento económico y de desarrollo”.

El vicepresidente también ha señalado que el gobierno foral ha aprobado recientemente un Plan de Emprendimiento que aspira a incrementar en un 5% el número de empresas en nuestra comunidad. Ignacio Ugalde, presidente de ANEL, ha destacado la territorialidad de la franquicia como aspecto positivo de este modelo de negocio.

Entre los diferentes stands que ha contado este encuentro ha estado presente el de ANEL con el fin de que quienes se planteen el emprendimiento conozcan las posibilidades que ofrecen cooperativas y sociedades laborales.

Emprendimiento a través de una marca

Eduardo Abadía, gerente de la Asociación Española de Franquiciadores ha hablado sobre “La franquicia, fórmula de emprendimiento y crecimiento empresarial”. Durante su conferencia, Abadía ha señalado que “solo se franquicia aquello que tiene éxito, “la franquicia aporta el éxito de una marca”.

Ha explicado que emprender es comenzar un negocio que, como todos, entraña riesgo. “La franquicia no es un sector, es una forma de distribución comercial. Aquel que se plantee emprender según el modelo de franquicia, debe realizar una serie de reflexiones personales como plantearse si conoce el sistema de franquicias, decidir qué papel va a desempeñar (inversor, ejecutivo, o ambas); conocer los riesgos, ser honesto con uno mismo y plantearse si sirve para dicho proyecto.

La franquicia es un sistema de comercialización de productos y/o servicios y tecnologías, basado en una estrecha y continua colaboracíon entre empresas jurídicamente y financieramente distintas e independientes, el franquiciador y sus franquiciados, en el que el franquiciador dispone el derecho e impone a sus franquiciados la obligación de explotar una empresa de acuerdo con sus conceptos.

Así lo ha definido Abadía, quien ha añadido que “de este modo, se concede el derecho a utilizar  la marca de productos o servicios, el ‘Know How’ y otros derechos de propiedad intelectual ayudado por el franquiciadora. El candidato a franquiciado debe tener autonomía, capacidad de crecer y de resolución de problemas, asumir el riesgo, tener responsabilidad e intuición. La marca tiene más peso que el producto. Al consumidor final, la marca es la que le vale”.

FOTO 2[2] copia

Consejos para ser franquiciados

Por su parte, Santiago Barbadillo, gerente de Barbadillo y Asociados, ha dado una serie de pautas y consejos sobre “¿Cómo seleccionar correctamente mi franquicia?”. El perfil del franquiciado, según Barbadillo quien lleva 29 años trabajando para la franquicia, debe estar en el punto medio entre el franquiciado funcionarial que tiene una dependencia excesiva de la franquicia y una iniciativa insuficiente y aquel que posee una mentalidad empresarial independiente y con una excesiva iniciativa propia. Es lo que ha denominado la Teoría del péndulo.

Por último Barbadillo ha ido desgranando los pasos que se deben ir realizando para ser franquiciado y ha subrayado que “la calidad de una franquicia está en la calidad del franquiciado, en su formación y en que haya escogido la franquicia que le guste para poder dedicarle tiempo. Ahí está la clave”. En este sentido, ha explicado el denominado Factor E, que sucede en la inmensa mayoría de franquiciados. Primero se produce la etapa del GLEE, aquella en el que “el franquiciado está emocionado porque recibe la información y la ayuda del franquiciador”.

Después se pasa a una etapa de cuestionarse porqué debe pagar tanto por llevar un negocio que él gestiona. “es la etapa del FEE, en la que se produce una relación de desafección con el franquiciador”. Esto conlleva a la fase del ME en la que el franquiciado deja de valorar aquello que la franquicia le aporta y considera que su negocio tiene éxito gracias a él. En la posterior fase, el FREE, el franquiciado empieza a cuestionarse la posibilidad de llevar él mismo el negocio por libre.

Si todo se reconduce bien, se puede pasar a la etapa del SEE donde el franquiciado gestiona el negocio siendo consciente de las ventajas que le aporta el franquiciador. Y por último, la etapa del nosotros, del WEE, “es la etapa natural de la franquicia, la definitiva y deseable, en la que ambas partes asumen la interdependencia en el negocio”.

Comments are closed.