ANEL participa en “Emprendiendo en grupo: Experiencias de cooperativas en Montaña de Navarra”

2. abril 2014 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La jornada “Emprendiendo en grupo: Experiencias de cooperativas en Montaña de Navarra”, promovida por Cederna Garalur en colaboración con ANEL y el Ayuntamiento de Altsasu/Alsasua, ha tenido como objetivo sensibilizar y animar a emprender en grupo y en ella se han presentado sus experiencias las cooperativas Erniazu, S.Coop; Gertu Sakana, S.Coop y Curvados Alzania, S.Coop.

La jornada, que ha contado con la participación de Elena Zabalda y  Maite Berasain de ANEL, ha estado enmarcada dentro del Proyecto “Mejora Producción Mercado Ejec. 2013-2014 CED Presup- 2014-2015” que esta financiando por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER) y el Gobierno de Navarra mediante el Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad Foral de Navarra 2007-2013.

Tal y como, se señalo tanto por Isabel Elizalde, Directora Gerente de Cederna Garalur, como por Garazi Urrestarazu, Alcaldesa de Alsasua y Representante de Cederna Garalur en Alsasua, en estos tiempos tan difíciles que vivimos es importante superar la individualidad que nos ha caracterizado a la hora de emprender. Hay muchos retos empresariales que requieren del trabajo en equipo y hay experiencias como las que se van a ver en la Jornada que así lo confirman.

 En la primera parte de la Jornada han participado Elena Zabalza de ANEL para explicar la Cooperativa de emprendedores de Navarra y Maite Berasain del área de Creación de Empresas de ANEL. Comentaron como la Economía Social (Cooperativas de Trabajo y Sociedades laborales) ofrece una respuesta flexible y eficiente a los emprendedores a la hora de poner en marcha sus ideas.

Cooperativa de emprendedores

Como indican los organizadores de la jornada, cabe destacar la exposición sobre la innovadora experiencia impulsada por ANEL, que es la cooperativa de emprendedoras/es.

Esta cooperativa ya está funcionando y esta dirigida a personas emprendedoras que quieran poner en marcha un proyecto. A través de la cooperativa pueden comenzar la actividad en el mercado sin necesidad de montar todavía su empresa, con un marco legal para buscar clientes, facturar, comprar, etc. Además, contarán con el experimentado equipo de profesionales de ANEL para el acompañamiento en el inicio de la actividad.

De esta forma las personas que quieren poner en marcha una actividad pueden comprobar de forma real si su proyecto funciona y de qué forma puede ser viable, pero asumiendo un menor riesgo.

Ya hay tres proyectos empresariales que están acogidos al paraguas de la Cooperativa de Emprendimiento y hay otros tantos que están valorándose para su incorporación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La experiencia de cooperativas de la Montaña

En la segunda fase de la jornada tomaron parte tres cooperativas de la Montaña de Navarra que ya están funcionando. Así destacaron que el emprendimiento en grupo, pese a sus dificultades, es “muchas veces conveniente, necesario y gratificante. El emprendimiento en grupo posibilita compartir el trabajo y la responsabilidad sin que se convierta este en una carga esclavizadora”.

Laura Martinena y Sole Artola son dos de las seis promotoras que han constituido la cooperativa Ernaizu. Esta cooperativa que nace en el 2011 esta hoy totalmente consolidada. La elección de querer vivir y trabajar en Basaburua, en su territorio “natural”, les lleva a poner en valor oportunidades que desde otras miradas podían haber sido como meros problemas. Observan servicios sin cubrir, otros que se están ofreciendo desde fuera y son susceptibles de desarrollarse desde el territorio. Es así como poco a poco y no sin contratiempos, van transformando su idea en un proyecto. Pero este proyecto no es sólo un proyecto profesional sino también un proyecto de vida que busca conciliar vida profesional, familiar y personal.

En el 2013 consiguieron afianzar su modelo organizativo y de gestión. En un equipo de tantas personas, la toma de confianza de cada una en si misma y de todas en todas así como la asunción de responsabilidades y una actitud proactiva requiere tiempo. No obstante, la perseverancia, la constancia y el buen hacer ha logrado conformar un equipo dinámico que día a día sostiene e impulsa el Bar del Centro Cultural del Valle para que sea su medio de vida.

jornadamontaña3

Andrés Bengoechea (Presidente del Consejo Rector y Gerente) y Edurne Goicoechea (Secretaria del Consejo Rector y Administrativa) son dos de las 7 personas trabajadoras que conforman Gertu Sakana S. Coop. Esta es una empresa dedicada al suministro industrial, asesoramiento energético, mantenimientos, instalaciones y reparaciones en empresa, pero también venta de ferretería, menaje, electricidad, electrodomésticos, etc. a nivel doméstico. Esta idea surge a partir de la necesidad observada de que en la zona no existía un negocio que ofreciera un servicio integral como el definido anteriormente. Es así como el grupo de cooperativistas se conforma pensando en un perfil que cubre todas las necesidades que requiere la actividad. Hoy por hoy, las diferentes tareas a realizar para cubrir los diferentes servicios que demanda la clientela de GERTU SAKANA se realiza entre todas las personas cooperativistas.  Aunque se creó con 5 personas trabajadoras, actualmente están 7 personas trabajando.

José Antonio Viudez (Comercial) y Raúl Mendoza (Jefe de Producción) de la Sociedad Cooperativa Curvados Alzania. La cooperativa surge de una situación de crisis. La empresa en la que trabajaban cerró y ante esta situación, pese a las dificultades, desde el primer momento tuvieron claro que querían seguir trabajando en aquello que tenían experiencia y saber hacer y que era el desarrollo del curvado de perfilaría de aluminio, hierro y acero inoxidable.  Capitalizar el paro para invertirlo en la empresa era una decisión que asustaba, pero también asustaba la perspectiva de no tener trabajo una vez que ser terminará el paro.

Por este motivo, su primer paso fue ponerse en contacto con ANEL y comenzar a trabajar en la creación de una cooperativa. Primeramente contrastando que, efectivamente la forma jurídica se adaptaba a su filosofía de empresa, continuando por el análisis de viabilidad de la idea, los trámites de constitución de la sociedad, la solicitud de ayudas y la formación de equipo de personas que se integraría como cooperativista.

El camino ha sido complicado porque hay muchas cosas nuevas que aprender pero el resultado hoy es totalmente positivo. La empresa cooperativa es una realidad y están contentos de haber dado ese paso.

Comments are closed.