Manhattan Escorts NYC Escorts

CST celebra sus 50 años de cooperativismo con un libro y un homenaje a sus socios fundadores

2. julio 2015 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

06007

Primero de mayo de 1965. 15 trabajadores. 50.000 pesetas. Ganas de emprender y un sueño. Ya han pasado 50 años desde que la mayoría de los trabajadores de Garaje Iruña, concretamente quince, decidieran dejar atrás el trabajo fijo que tenían para embarcarse en una nueva, desconocida e inquietante aventura para ellos, bajo el afán de superación: Cooperativa Social de Trabajo.

De esta forma, el cooperativismo pasaría a formar parte de sus vidas siendo la unidad, el apoyo y la entrega los tres pilares fundamentales sobre los que se sustentaría la empresa. Y ANEL se convertiría en su asociación a la que pertenecen desde 1996.

Para dejar constancia de la gran historia que hay detrás de la primera cooperativa que se constituyó en Navarra, y que se convirtió en un referente en el sector de la asistencia y mantenimiento de vehículos industriales, han decido publicar un libro que verá la luz el próximo mes de septiembre con los testimonios de socios fundadores, de gerentes y de socios trabajadores. Así mismo, el pasado uno de mayo celebraron el aniversario con una fiesta y con un homenaje a sus socios fundadores.

02070web

 Mantener los principios fundadores para cumplir 75 años

En esta jornada tan especial, tanto para los socios fundadores como para los actuales socios trabajadores, se hizo entrega de una placa conmemorativa a los socios fundadores que, según explica Carlos Yubero, el actual gerente desde 2010, “decidieron cambiar su forma de vida: de asalariado a trabajador-empresario, pero sin quitarse nunca el buzo de faena. Levantaron un taller sin dinero pero con una ilusión desmedida. Fueron audaces, valientes, trabajadores, soñadores y emprendedores y basaban su trabajo en la unidad, el apoyo y la entrega, los tres valores fundamentales que tanto Juan José Huarte, primer gerente de CST, como Pedro Ibiricu Rípodas, socio fundador, dicen que definen la filosofía de la cooperativa.

Yubero toma nota de cada palabra que pronuncian para vivir y transmitir los valores, que un día encumbraron a esta empresa a lo más alto y la convirtieron en referente nacional, a los socios y trabajadores actuales, un total de 25. “Se empezó desde cero, no había más que polvo en el suelo pero con trabajo duro, entrega y cooperación, sobre todo, conseguimos levantar la empresa. La cooperativa fue una escuela donde todos aprendimos”, narran.

cstweb1

¡A por los 75!

“Esos valores, añade Yubero, deben permanecer vivos hoy en la empresa porque serán los pilares sobre los que podamos edificar el futuro de CST Navarra. Si somos capaces de mantener los principios de los fundadores, seremos capaces también de cumplir 75 años”. Para ello y para celebrar este medio siglo se encuentran en un proceso de entrevistas a socios fundadores, socios trabajadores y gerentes para publicar un libro con toda la historia de la empresa que verá la luz en septiembre.

06001

 Tres naves, tres etapas vitales

Pedro Ibiricu Rípodas, cuenta que todo comenzó en Garaje Iruña en la calle Gorriti de Pamplona. “Uno de los compañeros nos comentó la idea de formar una empresa cooperativa y algunos nos embarcamos en la aventura sin apenas saber de qué iba el asunto. En principio éramos siete y luego fuimos reuniendo a más trabajadores hasta formar un grupo de quince”. Así, el 1 de mayo de 1965 se constituyen como la primera Cooperativa Social de Trabajo de Navarra cuya sede estará en un taller alquilado en la calle Monasterio de Irache.

Pedro Ibiricu

El tiempo fue pasando y se dieron cuenta de que la demanda de camiones articulados iba en aumento por lo que éstos empezaban a no tener cabida en su nave. “Nos fijamos en una nave en Berrioplano pero debíamos buscar dinero por lo que acudimos al banco e hicimos la inversión”, recuerda Juan José Huarte. Con la nueva nave, comienza una nueva etapa en la que “nos lanzamos a realizar cualquier actividad dentro de la mecánica”, asegura.

Largas e intensas jornadas de trabajo y un servicio profesional y de calidad, comienzan a dar sus frutos. CST pasa a ser Taller Oficial de Pegaso, de Fiat, de Renault y de JCB y a trabajar con grandes casas de la automoción como son Finanzauto o de las excavadoras como la americana Allis Chalmers.

CST ya es conocida en toda la geografía española y cuentan con las recomendaciones de estas grandes empresas. En este momento será cuando inicien una nueva etapa trasladándose a Beriáin, que es donde se ubican actualmente. Esta nave supuso una gran oportunidad de negocio puesto que se halla en un lugar estratégico de carreteras importantes como la de San Sebastián y Madrid. Así fue, CST se convirtió “en el taller que mejor funcionaba económicamente en Navarra”, y los socios más jóvenes, conscientes de ello, quisieron separarse de los mayores, que se quedaron en el taller de Berrioplano.

Esta situación generó un conflicto que duraría años y les costaría muchas preocupaciones y dinero. “Finalmente, explica Huarte, se nos ofreció una cantidad de dinero con los que hicimos frente a las deudas que se generaron en Berrioplano y decidimos venirnos al taller de Beriáin. Muchos de los trabajadores jóvenes se marcharon de la empresa y se llevaron consigo los valores que aprendieron aquí”.

cstweb2

 Introductores del trabajo a turnos

Puede ser que esta innovadora idea fuera una de las que les ayudó a ser una empresa referente en el sector de la asistencia y mantenimiento de vehículos industriales: el horario de trabajo en dos turnos, de seis a dos y de dos a diez de la noche. “Con esta medida se abría el abanico de posibilidades para los camioneros ya que si se les estropeaba el vehículo sabían que a las 6 podíamos solucionarlo”, recuerda el ex gerente.

 De CST a S.L.L

En el año 2002 la Cooperativa Social de Trabajo cambia su forma jurídica y pasa a ser una Sociedad Laboral Limitada, manteniendo siempre los valores cooperativistas de la Economía Social. “Este cambio se hace con el fin de que se produzca un relevo generacional, facilitando la salida de los socios que comienzan a jubilarse y la entrada a nuevos socios”, aseguran. Llegaron a ser hasta 50 personas hasta que en el 2008 comenzó la crisis y se da un cambio de mercado: “siguiendo la filosofía cooperativista se hicieron muchos esfuerzos para que no hubiese pérdidas de puestos de trabajo.

Actualmente, estamos mirando a los socios fundadores para tener referencias, pretendemos recuperar sus valores y poder recuperar el espíritu que un día les hizo estar en lo más alto del mercado”, concluyen.

IMG_20150617_192208

Comments are closed.