Estilo de liderazgo en situaciones de crisis (I)

21. abril 2020 | Por | Categoria: Liderazgo Participativo
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

 

apEstoy convencido que con este retiro, que cada vez nos cuesta más llevar con tranquilidad, cada uno de nosotros, dispone de un “modelo de líder durante una crisis”. Por Alberto Pardo. Consultor de RR.HH y ponente en Liderazgo Participativo

Periódicos, radios televisiones y zarandajas telemáticas, nos van mostrando sus preferencias: le falta honestidad, es un prepotente, hace lo que puede, es coherente  lo que hace, no tiene visión de estado, es un tipo integro, le tiembla la mano a la hora de… etc

Disentimos y nos vemos reflejados en una y otras y además lo compartimos con cierta solemnidad a la hora de la cena; tenemos en definitiva, nuestro propio modelo.

A mí me pasa exactamente lo mismo.

Pero cuanto más leo y veo, más convencido estoy de qué este modelo de Líder que nos va a sacar de la pandemia, no será un clon del que nos deba sacar de la crisis económica (la crisis social merece un tratamiento aparte).

Aunque a mi entender, las diferencias entre ambos modelos son significativas, lo son y en mayor medida las semejanzas

ap1

  • IMAGEN REAL DE LÍDER FUERTE.

Durante una crisis, el líder, no puede deambular por terapias introspectivas (como soy, como me ven, como quiero que me vean,…), debe estar convencido y transmitir de manera diáfana que estamos ante una persona capaz de liderar la situación con fortaleza.

Siendo así el propio líder verá, por primera vez temblar su voz ante un comunicado nacional, sentirá un carraspeo desconocido y apenas sabrá qué hacer con esas nuevas manos.

Transmitirá eso a sus colaboradores/ciudadanos, y ellos de manera libre determinaran si ese líder pre-crisis, será capaz de llevar con éxito la situación.

  •  LO URGENTE Y LO IMPORTANTE

Mi prestigio como líder o mi capacidad para sacar a mi gente de una complicadísima situación:

Si se centra en el prestigio, vera con incrementado horror su canas en el espejo día tras día. Podrá entonces, justificar este desgaste físico, argumentando el aprendizaje y la experiencia que le brinda esta situación; complicado

Si se centra en su capacidad para sacar a su gente del agujero, cueste lo que cueste, tendrá que eliminar de un plumazo, sus ansias de poder; siendo capaz de admitir con orgullo el recuerdo de la gente.

  • METAS COMUNES

Definir las metas que afectan al 100% de las personas no es tarea sencilla, ni está exenta de obstáculos.

Pero las metas vienen determinadas por la Visión que se tenga de la Empresa o de la Nación, por esa imagen mental en la que vemos a nuestra gente vivir en felicidad.

Esta imagen permite al Líder definir con claridad donde utilizar los recursos, le permite establecer prioridades y sobre todo, le alerta de otras “guerras”, en las que nunca se debe entrar.

ap2

  • CONTROLAR EL CAOS

El dolor, el miedo, el estrés, la soledad, genera de manera vertiginosa el caos, un auténtico descontrol que pasa por encima del líder y de su equipo.

Es cuando el líder está obligado a tomar el control. Para ello se hace imprescindible hacer que todas las personas y Departamentos/Ministerios involucrados estén enfocados y decididos a completar la tarea de salir de la crisis.

Tú como líder no puedes controlar los acontecimientos, solo te queda controlar la respuesta, y esa respuesta viene dada por tu fuerte liderazgo.

  • TOMAR DECISIONES

Aquellos que lean estos artículos, quizás les suene el Modelo 466 de Toma de Decisiones que se imparte dentro del programa de Liderazgo Participativo.

Este modelo se muestra eficaz cuando se define con claridad el equipo de “colaboradores de éxito” (En la empresa hablamos de departamentos clave en la gestión de personas y en la política de aquellos ministerios que velen por el bienestar de la población.

El Modelo se justifica en que si se dispone de información relevante por parte del equipo de colaboradores de éxito, el Líder debe  disponer de un estilo de toma de decisión en relación a cuatro criterios: valor, información, tiempo y motivación.

En situaciones de crisis este modelo puede servir, siendo los criterios información y tiempo los fundamentales y esto hace que se deban tomar decisiones de alto carácter directivo, lo cual en política sirve para que los opositores tilden al líder de autoritario.

Cuídense mucho, por favor, esto va a terminar pronto

Un abrazo

Comments are closed.