Estrategia: El golpe perfecto

22. septiembre 2010 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

DSC03303

La jornada “Reflexión y planificación estratégica: metodología de implantación y seguimiento de la estrategia” dio a los asistentes las claves para definir claramente objetivos estratégicos e indicadores.

Como explica Will Smith a su amigo golfista en el largometraje “La leyenda de Bagger Vance” la estrategia tiene mucho que ver con la idea de que “hay un golpe perfecto para cada uno de nosotros”.

Sin embargo, como comentó Antonio Martínez de Bujanda, gerente de ANEL, “después de haber realizado la tarea de sensibilización a las empresas sobre la importancia de la reflexión estratégica para la toma de decisiones, e incluso después de haber definido una buena estratega, las organizaciones en ocasiones se encuentran con dificultades en la implantación y seguimiento de la misma”.

Esta jornada cerraba un ciclo de cuatro, que se iniciaron en el mes de noviembre del año pasado y se centró “en la necesidad, dentro de todo este proceso, de definir claramente objetivos estratégicos e indicadores”, según explicó Gemma Merino, experta en estrategia.

Precisamente los indicadores “miden el grado de avance de las variables que están relacionadas con la meta a alcanzar y los medios que se necesitan”. Existen dos tipos de indicadores, los de proceso, que permiten conocer las desviaciones entre los objetivos marcados y los resultados obtenidos a lo largo del tiempo; y los indicadores de resultado. “Los primeros resultan muy útiles, ya que están focalizados en las medidas correctivas a tomar para realmente alcanzar el objetivo final”.

Por todo ello los indicadores son un elemento fundamental de la estrategia con una triple vertiente:

  • Herramienta de pilotaje y control.
  • Herramienta de aprendizaje.
  • Herramienta de comunicación: la empresa demuestra qué es lo que realmente le importa y dónde pone medidas para conseguir los objetivos.

Precisamente por su relevancia “tenemos que ser muy críticos con los indicadores”, afirmó Gemma Merino. Resulta imprescindible asegurarse de contar con los indicadores correctos: “Puede ocurrir que los indicadores fueran los correctos al inicio del proceso, pero que con el paso del tiempo haya que cambiarlos o corregirlos porque cambie la situación”.

Finalmente José Manuel Izcue, de Izcue&Asociados, aportó algunas pautas más para implantar la estrategia con éxito. “Después de definir los objetivos estratégicos, a cuatro años vista por ejemplo, es fundamental realizar un desglose para periodos más cortos y cercanos a través de los objetivos tácticos y operativos”. Observando que haya coherencia entre ellos como en lo relativo al reparto en el tiempo del esfuerzo y carga de trabajo.

José Manuel Izcue animó a las empresas a “definir la estrategia por un grupo de gente mayor al que se suele estar acostumbrado, pudiendo estar presente también el punto de vista de los trabajadores”. De esta forma se puede evitar que la organización no conozca la estrategia, o que si la conoce, no la comparta o no esté alineada con ella.

 

Adjuntos:

Reflexion y planificacion estrategica

Ejemplos de objetivos e indicadores adaptables a tu empresa

 

Comments are closed.