Iñigo Ucín, presidente del Grupo Mondragón: “Las personas son nuestro diferencial”

13. noviembre 2017 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

uncin1

Desarrollarse en un mundo cada vez más complejo desde “posiciones cooperativas sostenibles” con una perspectiva innovadora que una lo local y lo global es el gran reto que ha asumido el Grupo Mondragón y que ha sido presentado hoy en Pamplona por Iñigo Ucín, su presidente. Un compromiso constante con “el modelo cooperativo” y con la sociedad, cuyo principal valor son precisamente sus cooperativistas. Como afirmó, “el único diferencial de nuestras empresas son las personas”.

El encuentro, presentado por Ignacio Ugalde, presidente de ANEL ha tenido lugar hoy en Pamplona, en los desayunos empresariales organizados por Navarra Capital. Ugalde apuntó la importancia de la internacionalización, la innovación y el carácter social en el Grupo Mondragón, unos rasgos en cuya base están las personas.

El presidente de ANEL agradeció la presencia de Iñigo Ucín, como “símbolo de la nueva etapa que afronta Mondragón” del que destacó “sus profundas convicciones sobre la cooperación e intercooperación” y su apuesta por reforzar el modelo cooperativo.

IMG_2224

En su intervención el presidente del Grupo Mondragón realizó un recorrido por las principales claves cuantitativas y cualitativas del mismo. Así Mondragón cuenta con 268 empresas y está presente en los cinco continentes con 140 filiales productivas y 7 delegaciones corporativas.

Se trata de un Grupo “muy diversificado” que emplea a más de 74.000 personas a través de sus 102 cooperativas y 140 filiales repartidas por todo el mundo. Sólo en Navarra, es el segundo empleador de la Comunidad foral, con más de 4.300 puestos de trabajo, 5 centros de producción y unas ventas de 233 millones de euros.

inigo-ucin-foto 2[1] copia

ADN innovador
Con 461 familias de patentes de invención, 20 proyecto europeos en I+D y 15 centros propios de investigación, “la innovación está en el ADN de Mondragón” que ha desarrollado su propio triángulo del conocimiento, que incluye una universidad y un sistema educativo propios.

También es de reseñar la solidaridad y responsabilidad con el territorio destinando 22,6 millones de euro a actividades de contenido social. “Somos una realidad socioeconómica de carácter empresarial, creada por y para las personas, con hondas raíces culturales en el entorno”, ha explicado Ucín.

Presente y futuro
Iñigo Ucín destacó que 2017 puede considerarse “un buen ejercicio” para el Grupo, no solo en lo económico sino también por el incremento “de la intercooperación y el apoyo mutuo” que se ha reflejado en el desarrollo de nuevos productos y en una mayor fortaleza de cara al exterior.

Con más del 70% de sus ventas de su división industrial en el exterior, el Grupo está trabajando en el desarrollo de proyectos “potentes” a través de la mejora de la evaluación y la coordinación de sus órganos de buen gobierno así como la simplificación de su organización. De esta forma, por ejemplo, ha anunciado que están barajando que se unifiquen sus actuales tres divisiones de automoción.

inigo-ucin-foto 3[1] copia

El cooperativista, la clave
“Una cooperativa no es solo una forma jurídica sino que su espíritu y compromiso es el de las personas que lo forman”, ha asegurado. De ahí que el papel del cooperativista sea fundamental, entendido como alguien con alto nivel de autoexigencia que aporta “lo mejor de si mismo”.

Colaboración, cooperación, trabajo en equipo son algunos de los rasgos del cooperativista, además del compromiso y la responsabilidad. Se trata, ha añadido, “de una participación consciente y activa” donde prima lo colectivo sobre lo individual.

Los cooperativistas son propietarios, participan de la gestión y de los resultados y cuentan con información transparente. Una exigencia que se traslada también al estilo de liderazgo que debe tener capacidad de “compartir una visión, de escucha, exigente y riguroso, con capacidad de positivar la realidad y aportar energía al equipo”.

De esta forma lograrán superar con éxito el Reto 2020, en el cambiante entorno de la industria 4.0, para “conseguir que los negocios se desarrollen desde posiciones competitivas sostenibles” y manteniendo el espíritu cooperativo.

Comments are closed.