Manhattan Escorts NYC Escorts

Licencia de Mando: El carnet para conducir personas

8. marzo 2016 | Por | Categoria: Liderazgo Participativo

lalanaVW

Alberto Lalana, responsable de formación en competencias empresariales y programas externos de Volkswagen Navarra, ha impartido una sesión dentro del Programa de Liderazgo Participativo de ANEL, donde ha abordado cómo están trabajando para que sus “mandos de producción” sean flexibles, capaces de adaptarse a los cambios y de gestionar los conflictos.

La sesión ha consistido en trasladar información del programa de desarrollo que tienen implantado para los mandos de producción. Desde el 2008-2009 el grupo Volkswagen se ha marcado la estrategia de dar un paso más desde, en palabras coloquiales, “ser buenos a buscar la excelencia” en todas sus actividades.

En esta reflexión una de las cuestiones que cobró especial importancia fue la pregunta: “¿Qué hace falta para tener a los empleados motivados?”. En esta línea apostaron, a pesar de la crisis, por un centro de formación nuevo de 3.200 metros cuadrados de superficie, de los que 1600 metros corresponden a taller con todas las tecnologías de la planta.

Así, todos los años en el mes de septiembre, realizan un diagnóstico de necesidades formativas para empezar después a planificar y organizar en enero la formación. Como afirma Alberto Lalana para Volkswagen la parte correspondiente al desarrollo “de habilidades es tan importante como la técnica”.

lalanaVW2

Desarrollo de mandos

“En 2012 hicimos una reflexión de la estrategia a seguir en el futuro desarrollo de los diferentes perfiles profesionales de la planta”, explica. Uno de estos perfiles que sobresalía como figura clave fue “el del mando de producción”.

De esta forma pusieron en marcha un programa de Desarrollo de Mandos que consta de dos bloques formativos: MBQ – cualificación para el liderazgo y MFQ- cualificación técnica, más un assement center.

Actualmente hay 37 personas que están participando en este proceso formativo y que una vez superado el assement recibirán su acreditación para ser mandos. La formación consta de 4 módulos distribuidos en cuatro meses, donde predomina el aspecto de “coaching”, trabajando “todo a través de dinámicas y mucho feedback”. Entre modulo y modulo se deja transcurrir un mes para que puedan ir aplicando lo aprendido en sus puestos de trabajo.

“El perfil que pedimos del mando es superior al de antaño. El mando tiene que ser flexible, capaz de adaptarse a los cambios y gestionar los conflictos, con habilidades de comunicación”, asegura. “Es un programa diseñado para desarrollar personas”, añade. A su vez es una formación que “impacta en la motivación del mando y por consecuencia en la de todo su grupo”.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cerrar

ACEPTAR
Aviso de cookies