Los indicadores como herramienta de gestión en la Reflexión Estratégica

8. junio 2010 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Programa Jornada

La medición es el instrumento más poderoso del liderazgo. Esta fue una de las conclusiones de la tercera jornada de profundización en las posibilidades que para la empresa aporta la Reflexión Estratégica, centrada en los indicadores: aquellos que nos dicen si se están cumpliendo los objetivos.

El encuentro analizó ejemplos concretos sobre cómo utilizar los indicadores desde las cuatro perspectivas: recursos, personas y aprendizaje; procesos; clientes y económico. Ya que como indicó Antonio Martínez de Bujanda, gerente de ANEL, los indicadores tienen que servir para medir el avance hacia el objetivo marcado, pero sobre todo “para obtener información, que permita tomar decisiones”. De esta forma se convierten en unas auténticas herramientas de gestión.

Los indicadores son aquellos que sirven para medir “el éxito en la consecución de un objetivo estratégico”, como explicó José Manuel Izcue, director de Izcue y Asociados, quien indicó una serie de criterios de selección de los mismos: deben centrarse en cuestiones relevantes (críticas para la empresa), ser representativos de lo que se quiere medir, ser cuantificables, ser equilibrados en la relación “esfuerzo de confección y valor de la información”. Además tienen que ser comparables en el tiempo y fiables, a la vez que “fáciles de obtener, mantener y utilizar”. Y ser compatibles con otros indicadores.

Un ejemplo de indicador económico, los que habitualmente se está más acostumbrado en la empresa a cuantificar sería. Si el objetivo es aumentar un 10 % el margen de beneficio para cada uno de los servicios en cartera en el 2012. El indicador consistiría, por ejemplo, en comprobar el porcentaje de incremento anual del margen de beneficio de cada uno de los servicios.

Hacer tangible lo intangible

Pero estos indicadores no se refieren solo a lo financiero. Como explicó María José Vivar de ANEL: “Se debe conocer en qué medida las personas que trabajan en la organización tienen satisfechas sus expectativas personales y profesionales, y se encuentran motivadas y satisfechas en su puesto de trabajo”.

A lo que añadió hay que plantearse si estamos logrando los objetivos propuestos. Para responder a esta pregunta tenemos que identificar indicadores, que nos ayuden a medir el progreso del proyecto a diferentes niveles. “Los indicadores son una forma de garantizar que un objetivo sea especifico, realista y tangible”.

Por ejemplo, si el objetivo es un aumento de la productividad, los indicadores podrían ser los ingresos por empleado; ingresos y coste salarial; beneficio por empleado; servicios prestados, producción obtenida y clientes captados. Si se trata de la motivación se puede cuantificar el numero de sugerencias realizadas y cuantas se ponen en práctica; el índice de absentismo o el clima laboral.

Esta búsqueda de elementos medibles también se aplica a los procesos de la empresa, como explicó Gemma Merino, y a la relación con los clientes.

 

Adjuntos:

Relfexion y Planificacion estrategica Izcue

perspectiva personas [Modo de compatibilidad]

Ejemplo Indicador ECONÓMICA

Ejemplo Indicador CLIENTES

perspectiva personas [Modo de compatibilidad]

JORNADA INDICADORES-Perspectiva procesos

Galería: Jornada de Reflexión Estratégica

IMG_2131IMG_2126_0

Comments are closed.