Maravillas Espín, además, puso en valor el papel “pionero” que jugó la Ley de Economía Social, la primera de Europa, “y que permitió vertebrar todo el sistema”. Una forma de trabajar que ha confirmado sus fortalezas en flexibilidad y resiliencia en esta pandemia. No obstante, pese a los éxitos alcanzados, instó a los asistentes a transmitir “los valores de la Economía Social que impulsen su visibilidad y conocimiento por toda la ciudadanía”.