“Nuestra filosofía es producir en casa para los de casa”

7. noviembre 2013 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Karrakela-01

Productos de calidad, de la tierra, saludables, cuidados con esmero y con el sello que les cataloga como ecológicos. Los productores y comercios navarros que forman parte de Karrakela, ofrecen la máxima calidad en los alimentos favoreciendo al pequeño comercio y con precios asequibles al consumidor.

La afirmación “producir en casa para los de casa” constituye la filosofía de la cooperativa, innovadora en la Comunidad Foral al estar integrada por productores, comerciantes y consumidores. Tal y como explica uno de los socios productores, el ganadero de 37 años Gillen Abrego, “La idea es que los productores podamos abastecer tanto al pequeño comercio de Navarra como a los consumidores. Estos años atrás veníamos haciendo producciones más grandes, basadas en el monocultivo, pero no podíamos proveer al pequeño comercio que es lo que intentamos hacer ahora”.

Hace cinco años que se formó el proyecto de Karrakela como una iniciativa privada a la que se fueron adheriendo productores (agricultores, ganaderos, apicultores y elaboradores). “En un principio, por agilizar las cosas, comenzamos este proyecto individualmente, pero llegados a este punto queremos que la cooperativa sea una realidad que en diciembre verá la luz”.

Actualmente cuenta con 70 socios consumidores, 20 socios productores y cuatro socios de comercios. Aunque estas cifras no son definitivas ya que todas aquellas personas interesadas podrán hacerse socios hasta el próximo 20 de noviembre (http://karrakela.com/)”, explica. “El beneficio que obtienen estos consumidores es que el producto les sale más barato, tanto en nuestra tienda como en cualquiera de las que esté asociada”, detalla.

“Para poner en marcha el proyecto de la cooperativa de Karrakela contamos con la ayuda de ANEL desde el principio, ya que nosotros no teníamos ni idea de cómo se forma una cooperativa y los pasos que hay que dar”, explica el joven. Así, en septiembre, los socios comentan a ANEL que quieren dar vida a la cooperativa y tenerla en marcha para el mes siguiente. “ANEL nos ha ayudado a ver las cosas con más realismo, a dar los pasos correctamente, sin su insistencia no hubiésemos dado ese paso adelante. Se han volcado muchísimo con el proyecto”, subraya el ganadero de Iguzkiza.

Karrakela-02

El producto ecológico no equivale a precios prohibitivos
El 90% de los productos de la cooperativa son ecológicos. “Desde que comenzó el proyecto uno de nuestros objetivos fue que la gente de a pié que va a la compra consuma productos de Navarra, lo que se traduce en un producto más sano, más fresco y más económico”. De hecho, Abrego apunta que “la mayoría de los clientes de la tienda son vecinos del barrio que vienen buscando buen producto”.

Los productos BIO o ecológicos -aclara- poseen un etiquetado obligatorio; pasan controles anuales; están libres de pesticidas y siguen normas de producción como, por ejemplo, la defensa de las variedades autóctonas que son las más adaptadas a la zona”, explica.

Formación y banco de tierras
La parte visible de Karrakela es la venta directa al consumidor en tienda física pero también, ponen a disposición de personas que estén desempleadas o en situación de exclusión social una línea de formación con el fin de que, después, ellos puedan no sólo producir, sino distribuir sus propios productos.

Asimismo, trabajan en una línea de formación dirigida a los productores para la venta directa. Karrakela cuenta con un banco de tierras consistente en una base de datos de tierras en desuso en el territorio navarro para que la gente que se encuentra en situación de desempleo, pueda producir las tierras para luego comercializar sus productos en Navarra. “Este tema está algo parado por temas de financiación”, lamenta Abrego.

Karrakela-03 Planes de futuro
Los socios que conforman Karrakela son personas con experiencia en el sector y saben lo complicado que es abastecer una tienda en la que sólo se venden productos locales y de temporada. “Tenemos que atender la demanda del pequeño comercio y para ello queremos construir una nave logística que nos sirva como almacén y para distribuir los productos por la zona. Asimismo nos sirve para que, tanto comercios como consumidores, nos digan qué es lo que necesitan y quieren”, concluye.


 

Comments are closed.