Profesionales de la seguridad en las alturas

21. marzo 2013 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

 

Sima Vertical S.L.L es una empresa especializada en trabajos de altura y que, aunque acaba de nacer, cuenta con algunos de los mejores profesionales del sector con más de una década de experiencia.

Jon Ander Grijalvo, Iker Maestre y Juanpe Cano son los tres socios solidarios y emprendedores que han dado y están dando forma a Sima, sociedad limitada laborar ubicada en el Polígono Noáin-Esquiroz Calle Z, Nave 16 (http://simavertical.com/) y asociada a ANEL.

Estos profesionales de las alturas no tienen vértigo cuando se trata de escalar los muros con los que algunas empresas se están encontrando a raíz de la crisis financiera ya que, día a día y gracias a su incesante trabajo, sortean cada obstáculo que se les presenta, aspirando siempre a llegar lo más alto posible.

Todo surge a raíz de los problemas de la empresa en la que estaban trabajando anteriormente (que cerró sus puertas el pasado 26 de diciembre) que es cuando comienzan a ver que en ese negocio no tienen futuro laboral, por lo que se plantean poner en marcha su propia empresa. “El problema no era la falta de trabajo por lo que pensamos que el nuevo proyecto podría ser viable. Pensamos que haciendo las cosas bien, continuando con el trabajo que ya teníamos en la otra y aprovechando nuestra experiencia, todo saldría bien”, explican los socios.

De modo que cuando se quedan en el paro comienzan el asesoramiento de la mano de ANEL, con la que ya tenían relación desde hace tiempo. “Nos ayudaron con el Plan de Viabilidad; con el crédito puente que pedimos para poder comenzar a trabajar hasta que llegase la capitalización del paro; con ayudas y subvenciones que se publican y a las que podemos acceder, etc. Pero ésta es una relación que no termina cuando el 15 de enero se constituye la empresa, sino que actualmente “seguimos haciéndoles consultas, nos informan de los cursos de formación…” Este proyecto les obligó a ponerse ante un mundo desconocido para ellos, el del proceso de constitución de una empresa y del cual aseguran que “realmente ha sido muy rápido gracias a la ayuda de ANEL”.

 

Seguridad ante todo

Sima es una empresa especializada en todo tipo de trabajos verticales: rehabilitación de fachadas, sistemas de control de aves urbanas, instalación de líneas de vida y sistemas de seguridad vertical, por lo que ésta es vital para ellos y para sus clientes. “La formación específica y los cursos de reciclaje son esenciales para el desarrollo de este trabajo además de la línea de vida (sistemas de seguridad industrial para acceso y posicionamiento en cualquier centro de trabajo habitual o temporal) y del casco homologado.

Excelencia y calidad certificadas

Los tres socios afirman que en este sector “no existe un sello de calidad como puede ser el de AENOR”, pero sí que existe la Asociación Nacional de Empresas Trabajos Verticales (ANETVA), siendo Sima, junto a otra empresa más, las únicas en Pamplona que pertenecen a este organismo (en Navarra son cuatro en total), que tiene entre sus objetivos principales “fomentar y divulgar el trabajo vertical como una modalidad de trabajo en altura segura, rápida y eficaz”, explican.
“Ser socios nos permite conocer y estar al día en cuanto a la normativa en seguridad y leyes, de tal forma que cuando se cambia cualquier punto, se nos informa para que tomemos las medidas pertinentes y siempre trabajemos conforme a los estándares de seguridad y calidad”, subrayan los emprendedores.

Además de este valor añadido que les diferencia de otras empresas, los trabajos verticales suponen un importante ahorro de tiempo y materiales frente a los medios convencionales. “Hoy en día, gracias a los avances de la técnica y los materiales, nos es posible realizar todo tipo de trabajos con la misma calidad y la mayor seguridad”, afirman.

 


Una profesión que aúna varios perfiles

Según cuentan los trabajadores de Sima, muchas personas tienden a pensar que los trabajos verticales pueden ser realizados por personas a las que le gusta escalar y que éste es el único requisito. Quieren dejar bien claro que, “es un trabajo para el que hay que estar muy bien formado: en materia de seguridad en alturas, en albañilería, en pintura…” es decir, es un trabajo que exige “una mezcla de profesiones y perfiles” para ofrecer la calidad y la seguridad necesarias.

El decálogo de la seguridad

A la hora de realizar un trabajo, estos profesionales, además del presupuesto, siempre adjuntan una “documentación mínima a exigir a las empresas de trabajos verticales”, en la que se subraya que “el promotor, empresa o comunidad de propietarios es el responsable subsidiario de los daños producidos en caso de accidente y la empresa de trabajos verticales debe cumplir estos diez puntos”: estar afiliado y al corriente de pago a la Seguridad Social; disponer del seguro de responsabilidad civil; documentación de formación específica; cumplir las condiciones establecidas sobre técnicas de acceso y posicionamiento; evaluación de riesgos laborales; disponer de la acción preventiva; documentación acreditativa de cumplir con la vigilancia de la salud; utilización de los equipos adecuados; cumplir con las obligaciones en materia de formación e información y elaborar y cumplir un plan de seguridad y salud específico para cada obra.

Comments are closed.