Profesionales en el arte de dar forma a las ideas

3. septiembre 2013 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook
Foto-CA

Los seis trabajadores de Curvados Alzania, SLL constituyen otro ejemplo de que con ilusión, duro trabajo diario y mucho tesón, una empresa puede resurgir de sus cenizas, a pesar de las deudas y de la gestión anterior.

Cuando la empresa en la que trabajaban comenzó a ir mal y, por consiguiente, tuvo que cerrar y entrar en concurso de acreedores, estos seis socios trabajadores tuvieron muy claro que, a pesar de la desfavorable situación, ellos querían seguir trabajando en lo mismo, en el sector metalúrgico y, en concreto, en el curvado de perfilería de aluminio, hierro y acero inoxidable. Por eso, decidieron hacerse cargo de la empresa otorgándole una nueva personalidad y filosofía. Para ello, se pusieron en contacto con ANEL y comenzaron a dar forma a este sueño que desde el pasado mes de marzo ya es una realidad.

Curvados Alzania (ubicada en el Polígono Industrial Ondarria, s/n, Alsasua) está compuesta por seis profesionales del sector con una experiencia laboral que oscila entre los 7 y los 24 años: José Javier Fresneda Barragán; Imanol Urretabizkaia Gómez; José Viudez Ferreira; Raúl Mendoza Paredes; Julio López Martín y Francisco Viudez Ferreira.

Desde el principio, estos socios-trabajadores no lo han tenido nada fácil ya que, desde que nace la idea de hacerse cargo de la empresa hasta que, finalmente, se ha puesto en marcha ha pasado un año, debido a las trabas derivadas de la situación financiera de la anterior sociedad. Algunos de los problemas han sido el embargo que acarreaba el pabellón o el traslado de la maquinaria.

Pero ANEL les ha acompañado desde el principio, asesorándoles en temas como, por ejemplo, la forma jurídica de sociedad que más se adapta a su filosofía de empresa; subvenciones a las que pueden optar; realización del Plan de Viabilidad; contabilidad y formación, entre otras. Afirman que la ayuda de ANEL ha sido fundamental ya que, “nos ha ido guiando durante todo el proceso de constitución que, como trabajadores de este sector, desconocíamos”. Subrayan que sin ellos el trabajo hubiera sido “el doble y más costoso”.

Asimismo, al haberse consolidado en una Sociedad Limitada Laboral también han tenido que hacer frente a los cambios que esto conlleva. “Es complicado adaptarse porque cuando toda la vida has estado fichando es un cambio de perspectiva total. Está siendo un proceso lento porque todavía tenemos la mentalidad de trabajadores asalariados”, aseguran estos profesionales.

Una ventaja: los clientes

Cuando Curvados Alzania nace en marzo de este año, cuenta con una cartera de clientes de la empresa anterior, a los cuales, han ido informando mediante cartas, de la nueva situación de la empresa. “Algunos clientes a los que nos hemos dirigido, se han puesto en contacto con nosotros y suponemos que los que no nos han contestado, también nos tendrán en cuenta de cara a posibles trabajos”, comentan los socios.

Maquinaria de última tecnología y única

La empresa alsasuarra cuenta con una extensa gama de productos y con maquinaria de última tecnología y casi única en Navarra. “Las curvadoras que disponemos para realizar nuestro trabajo no son fáciles de encontrar en otros sitios”. De hecho, Curvados Alzania sólo comparte mercado con otra empresa ubicada al sur de Navarra.

La infraestructura de maquinaria con la que cuentan está formada por varias curvadoras (Tejero H100; Tejero 55AHC; Tejero H35; Tauring Delta 60; L 60; 3C modelo Curvatrice); seis tronzadoras y dos Geka para diversos trabajos como pueden ser el corte, el punzonado o el plegado, entre otros.

(Fotografía de Guaixe.net/Cecida por Curvados Alzania, SLL)

Comments are closed.