Manhattan Escorts NYC Escorts

¿Qué hace que nos impliquemos? La calidad del vínculo que seamos capaces de crear

10. septiembre 2021 | Por | Categoria: Liderazgo Participativo

“Una conversación reciente con un joven profesional me hizo reflexionar sobre Los mitos del entorno profesional en cuanto a la gestión emocional en las tareas que desempeñamos. Cuando me incorporé (hace ya un tiempo) al mundo laboral había un modelo que regía las relaciones laborales que ahora puede parecer sorprendente; por ejemplo, en muchas de nuestra empresa no había planes formativos o de actualización”. Una reflexión de Carmen Mellina.

Las personas se incorporaban a una empresa con un bagaje de competencias técnicas que habían adquirido en las escuelas profesionales o en las universidades y otro de competencias personales que les había dado la vida, las circunstancias que habían vivido. Debemos tener en cuenta que en los años 70 u 80 no hablábamos de entornos VUCA, concepto que apareció en EEUU hacia los años 90 y del cual aquí empezamos a tener noticia y no de manera general hacia el año 2000.

En aquellos tiempos que parecen tan lejanos pero que muchos de nosotros hemos vivido, los buenos profesionales eran personas a las que se les presumía una capacitación o formación técnica para su trabajo y eran capaces de hacerlo con niveles de calidad. Esto ha dejado algunas creencias ocultas en las relaciones laborales y así ser emocional te dificulta ser un buen profesional; algo así como “al trabajo se viene llorado de casa”

Muchos son los estudios que se han desarrollado últimamente para identificar el papel de las emociones en nuestro desempeño y la conclusión que puede englobar todos los estudios es que no hay acción sin emoción, una buena gestión de las emociones nos hará mejor profesionales. Las competencias técnicas son imprescindibles, pero no menos que las competencias intrapersonales e interpersonales que pasan así a convertirse en Competencias Críticas o Core competences.

Los líderes quieren personas implicadas ¿Qué hace que nos impliquemos? La calidad del vínculo que seamos capaces de crear. Cuando en las postrimerías del siglo XX decíamos que avanzábamos hacia el siglo de las personas ¿a qué nos referíamos? Han pasado 20 años del siglo XXI y creo que hay algo sin resolver en este tema. Me gustaría dejar algunos puntos sobre los que reflexionar y tomar perspectiva.
• Todas las relaciones implican un tipo de vínculo y eso impacta emocionalmente
• Cuanto más agradables sean esas emociones, más vinculados nos sentiremos
• La fortaleza del vínculo posibilitará equipos cohesionados con un espacio de seguridad confiable para las personas
• Las emociones dan pistas de necesidades no expresadas de manera asertiva
• Si nos sentimos seguros nos apoyaremos mutuamente para hablar de lo que necesitamos
• La asertividad es una habilidad clave para una comunicación clara, donde escuchar e indagar son competencias a practicar
• Si queremos fidelizar revisemos como nos tratamos en los equipos.

El cambio exige ser honestos en lo que tenemos y en los que nos falta ¿Por dónde podrías empezar en tu equipo? No estés tan pendiente de qué hace tu equipo y cuida más cómo se puede estar sintiendo

Puedes encontrar aquí más info sobre el programa «Aprende a ser mentor» o sobre la metodología para Mentoring

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cerrar

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This