Serenda Slow Beauty, cuidado holístico del cuerpo

10. febrero 2017 | Por | Categoria: Creación de Empresas
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Ritmos de vida frenéticos. Trabajo, familia y poco tiempo para cuidarnos. Ruidos molestos, contaminación y malos hábitos. Todos estos factores, y muchos más, inciden en nuestra calidad de vida y es necesario darse cuenta, reflexionar y empezar a cuidarse. Serenda Slow Beauty sociedad micro cooperativa asociada a ANEL es un oasis de placer y cuidados naturales en medio de este desierto que supone la vida moderna y acelerada. Un lugar donde miman a las personas con productos biológicos, con tratamientos que cuidan el cuerpo de forma personalizada y holística, siempre respetando el medio ambiente.

“El movimiento Slow comenzó como protesta por la apertura de una tienda de fastfood en la Piazza di Spagna en Roma, cuentan las socias Silvia Gil y Berta Echecón. Los seguidores de este movimiento creen que, a pesar de la actividad de la sociedad, junto con las nuevas tecnologías que aceleran nuestro ritmo de vida, deberíamos de dicar tiempo a actividades realmente importantes parar el ser humano”, añaden. Tanto Berta como Silvia estuvieron de acuerdo en el nombre de Slow Beauty: “propone dedicar el tiempo necesario para producir algo de calidad disfrutando del proceso, adaptándose al ritmo natural de las personas y del planeta”.

El nombre fue una de las propuestas que les dieron a la hora de hacer la imagen corporativa. “Serenda proviene del latín, viene de sero, que significa unir, encadenar causas, plantar, ser el origen de algo vivo. Y precisamente ésta es la filosofía de la nueva microcooperativa: “tratamos a las personas de forma holística, en todas sus dimensiones, le dedicamos el tiempo que necesita tratándola con cuidados personalizados y productos de calidad que actúan realmente en el foco a mejorar, siempre de dentro hacia fuera”, explican.

Ambas consideran este proyecto, en el que han puesto mucha ilusión y trabajo, un “oasis donde estar a gusto, relajarse, cuidarse, mimarse, y donde lo importante es que las personas se vayan contentas con el resultado y el trato recibido”. Tanto Berta como Silvia se encargan de acoger, recibir y despedir a cada persona que entra en el local.

15000092_1057867004325907_8897554435158828207_o

Desde técnicas ancestrales hasta las más innovadoras

Para poder ofrecer este servicio tan completo de cuidados integrales, naturales, y de belleza cuentan con una gran cantidad de tratamientos y productos que van desde las técnicas más ancestrales y manuales, como las ventosas o la osteopatía y fisioterapia, hasta las más innovadoras y punteras, como la radiofrecuencia o la presoterapia. La radiofrecuencia, detallan, consiste en “una regeneración de tejidos y una síntesis de colágeno y elastina”. Además de todo esto cuentan con camillas con mantas eléctricas, con servicios de dietética y nutrición (macrobiótica, vegana, mediterránea…) y suelo radiante, todo enfocado a un mayor bienestar de las personas que pasan por Serenda Slow Beauty.

15056253_1056124877833453_7289812912226063940_n

El local en Ripagaina fue un acierto

Poner en marcha Serenda era un sueño de ambas y eso se nota, trasmiten pasión y amor por lo que hacen. Todo comenzó el verano de 2015 cuando ya llevaban tiempo dándole vueltas a la idea de emprender y fundar su propia empresa: “siempre habíamos tenido la idea, pero fue Berta la que dio el primer paso y se puso a buscar el local. Desde el primer momento tuvimos claro que debía estar en Ripagaina”, narran. Y a pesar de que es un barrio de nueva creación, no se arrepienten de la elección ya que tiene mucha vida y hay un gran sentimiento de pertenencia al barrio: “ahora estamos muy bien, fue un acierto, está muy bien situado, muy cerca de Pamplona y con mucho sitio para aparcar”, recalcan las socias.

IMG_0424

Compartiendo la filosofía de la Economía Social

Así, el pasado 11 de Noviembre inauguraron esta nueva empresa de Economía Social celebrando una fiesta a la que asistieron muchos familiares y amigos. El proceso de constitución fue rápido “gracias a la ayuda y asesoramiento de Anel”, asociación que conocieron a través de la Cámara de Comercio. “La relación con los técnicos de la Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra es muy buena, nos gestionaron todo de una manera óptima. Además, la Economía Social coincide con nuestra filosofía y valores vitales: la horizontalidad, la igualdad de las personas en la toma de decisiones y el sentimiento de la microcooperativa como un proyecto propio”, concluyen.

Un comentario desde "Serenda Slow Beauty, cuidado holístico del cuerpo"

  1. ANEL dice:

    Muy chulo vuestro centro.
    Ahora trabajar mucho es lo que os deseo.
    FELICIDADES