Silvia Guarnieri: “Una empresa es una red de conversación”

19. septiembre 2011 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Grupo Coaching web

La directora académica de la Escuela Europea de Coaching impartió este lunes una ponencia en la Escuela de Gerentes para presentar el Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo, que arranca el 6 de octubre en Pamplona, en virtud del acuerdo entre ambas organizaciones.

Gracias al convenio de colaboración alcanzado entre la Escuela Europea de Coaching (EEC) y la Escuela de Gerentes, el próximo 6 de octubre arranca en Pamplona el Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo, avalado internacionalmente por la International Coach Federation (ICF). La escucha, el apoyo, la generosidad, la integridad, la perspectiva, la capacidad analítica, el liderazgo, la comunicación o la creatividad son algunas de las herramientas de trabajo que se llevan a cabo para conseguir que los alumnos incrementen su capacidad de acción mediante la adquisición de nuevas formas de pensamiento.

En concreto, la carrera está dividida en dos ciclos de formación correlativos, cuya combinación está orientada al aprendizaje y desarrollo de aquellos conocimientos que permitan a los alumnos a ejercer como coaches profesionales al término del proceso y con una continua interacción entre los participantes y el quipo docente.

El programa fue presentado este lunes 19, en las instalaciones de la Escuela de Gerentes, por Silvia Guarnieri, Máster Coach, socia fundadora, directora académica de EEC y autora del libro No es lo mismo.

En su ponencia, Coaching: la herramienta más poderosa para el Desarrollo empresarial, recalcó que ésta no es una profesional que se pueda abordar en dos horas como algunos creen. “No somos ni psicólogos, ni consultores ni unas personas que te van a decir lo que tienes que hacer”.

De hecho, la pregunta que no hace nunca un coach es “por qué”, sino que la cambia por otra que es “para qué vas a hacer esto”, porque nunca se trabaja con el pasado. Según Guarnieri, “no hace falta tener el por qué para resolver los problemas, cuando lo que realmente necesitamos es el para qué, lo interesante es saber de dónde surge ese comportamiento si quieres de verdad cambiarlo”.

En este sentido, Guarnieri sostuvo que antes pensábamos que a un directivo bastaba con ponerlo tres días en un curso y éste ya podía delegar, pero a la hora de la verdad no delegaba porque faltaba saber que para ver un cambio profesional tiene que haber un cambio personal. “No existe un cambio en el resultado si antes no hemos trabajado con él en lo personal, en relación a la organización”.

A su juicio, “hay gente que no delega porque así cree que pierde poder o porque cree que va a tener que hacer cosas nuevas que no sabe hacer”. Así, hay creencias “que nos limitan a la hora de accionar y si cambia una creencia por otra las posibilidades de accionar aumentan”. “Un comportamiento tiene un coste y beneficio y cuando se es jefe hay que ver los costes y beneficios de las acciones”.

Por ejemplo, cuando una persona está en paro, argumentó Guarnieri, puede pensar que todo se ha acabado para él y se viene a bajo, o bien se dedica a estudiar y a reorientar su carrera. “Si pensamos que no es la realidad lo que me limita empiezo a pensar que tengo más poder, que no soy víctima de lo que me ocurre”.

Los coachs “cambian la forma de interpretar, ya que el límite no está fuera, sino que es interior en un 90%, y tiene que ver con mis conversaciones interiores, porque siempre que una acción está estancada es porque falta una conversación”. De hecho, defendió, “una empresa es una red de conversación”.

Dos ciclos

La carrera se basa en dos principios fundamentales; la cultura del aprendizaje, que lleva a los alumnos a sentirse líderes de su desarrollo personal, y profesional y un enfoque empresarial, donde se analizan retos, oportunidades, áreas de mejora y fortalezas, con el fin de mejorar e incrementar su camino hacia el éxito. El programa está dirigido tanto a personas que quieran iniciar su formación en coaching, como a cualquier profesional que desee mejorar su rendimiento, las relaciones interpersonales con su equipo, o su liderazgo. El ciclo I tiene una duración de 32 horas lectivas distribuidas en cuatro jornadas (los cuatros jueves de octubre) y tres sesiones de coaching individual. Con el ciclo II se obtiene el certificado oficial, que dura 120 horas lectivas en 15 jornadas completas.

Los dos ciclos incorporan, de forma equilibrada, prácticas monitorizadas por expertos que garantizan que los alumnos no sólo conozcan a nivel conceptual las competencias y distinciones del coaching ejecutivo, sino que además sepan ponerlas en práctica. Los participantes tienen la oportunidad de vivir y experimentar un proceso de coaching con los beneficios que aporta para, a continuación ejercer como coaches. El objetivo es experimentar en primera persona situaciones extrapolables al ejercicio de la profesión.

En concreto, el primer ciclo permite iniciarse en las competencias y habilidades que debe dominar un buen coach y en el segundo, además de una profundización en el aprendizaje, incorpora prácticas reales de coaching desde la primera sesión, lo que garantiza la asimilación por parte del alumno de las competencias y habilidades requeridas y le habilita para ejercer como coach profesional.

En cuanto a los destinatarios, el Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo de la EEC está pensado para todo profesional que desee mejorar su desempeño, sus relaciones interpersonales o su liderazgo. Resulta de especial interés para todas aquellas personas que, por una u otra razón, estén inmersas o participen en un proceso de cambio cultural en su organización.

Más información en www.escueladegerentes.es

 

 

 

 

Comments are closed.