Un futuro híbrido que necesita la suma de fuerzas

2. junio 2010 | Por | Categoria: Noticias
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Ana jornada

Continúa el ciclo sobre la importancia de la cooperación empresarial con una tercera jornada celebrada el pasado 1 de junio, en la que se analizaron los sectores de futuro en Navarra y su capacidad de hibridación. “Cada vez más la cooperación empresarial está integrada en todo tipo de empresas, independientemente su tamaño”, como aseguró Antonio Martínez de Bujanda, coordinador general de ANEL.

Con un tejido empresarial muy atomizado, la cooperación puede permitir ser pioneros en las nuevas oportunidades que se van creando, añadió Martínez de Bujanda, de ahí la necesidad de búsqueda de sinergias con “un nivel de ambición. No hay que pensar en una colaboración puntual, sino buscar otro tipo de relaciones más estables y resultados a futuro”.

Precisamente sobre el camino que puede seguir esa nueva configuración económica en Navarra habló Ana Ursúa, directora de la Fundación Navarra para la Diversificación (FND), que apuntó que la cooperación puede favorecer que las PYMES se adapten mejor a los nuevos retos. “Navarra en este contexto global tiene que plantearse competir en el mundo” y diseñar un “nuevo modelo de desarrollo”.

Así existen oportunidades empresariales a partir de la hibridación (unión de diferentes sectores) por ejemplo logística y salud, la sanidad y las TIC, construcción y eficiencia energética aspectos en los que nuestra comunidad se encuentra bien posicionada. A partir del trabajo realizado por la Fundación, de la que ANEL es patrono y miembro del comité de dirección, definió varios de estos híbridos en los que tiene mucho peso la calidad de vida y el medio ambiente con unos consumidores cada vez “más sofisticado que demandan productos customizados”. Son servindustria de la salud, entretenimiento sociocultural, construcción sistematizada, alimentación saludable, economía ecológica y energía verde.

Ursúa repasó algunas posibles oportunidades de negocio basadas en las fortalezas de Navarra que necesitarán de “trabajo colaborativo”. Y se refirió, entre otros, al sector de energías verdes y la economía ecológica con, por ejemplo, la intermediación entre el consumidor final y el proveedor de energía o los “nuevos combustibles y nuevas formas de moverse”.

“Aquí ya se está realizando investigación en nuevos materiales a partir de la nanotecnología y además tenemos una fuerte presencia de las renovables”, una buena conjunción para la rehabilitación con criterios de sostenibilidad o el diseño de nuevas viviendas inteligentes y medioambientalmente respetuosas.

También abordó las posibilidades de la telemedicina en una región como la nuestra pionera en investigación médica en la que ya “hay dos grandes aseguradoras interesadas en encontrar alguien que les de soluciones” y las sinergias entre el sector de la salud y el agroalimentario. “En Navarra su excelente nivel educativo puede ser atractivo para el e-learning”, añadió. Abordó también algunos ejemplos en el sector de la seguridad que ya se están llevando a cabo en AIN o la Universidad Pública.

La jornada, organizada por ANEL, incluyó la experiencia de cooperación de Sakana, S.Coop. y Soraluce, S.Coop., mientras que Javier Baztarrica de Iniciativas Innovadoras presentó las diferentes posibilidades de acceder a ayudas públicas para PYMES en proyectos colaborativos de I+D+i.

ana jornada1

Adjuntos:

Programa de Ayudas Publicas

FichaInterés proyecto I+D+i

 

Comments are closed.