Veggiekatessen, caprichos gourmet para veganos en Mendebaldea

7. diciembre 2017 | Por | Categoria: Creación de Empresas
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Mikel Xabier Ezkaray y Roncesvalles Calvo (1)

Roncesvalles Calvo Urroz y Mikel Xabier Ezkaray Oroz, de 34 años, dejaron hace cuatro años de comer carne y pescado. Ella tenía claro desde hace mucho tiempo que lo terminaría haciendo. “Comía poca carne y siempre muy fina y hecha. Nunca he soportado la sangre. Empecé siendo antitaurina y fui evolucionando”, confía. A él le empujó Roncesvalles cuando se fueron a vivir juntos y le terminó convenciendo un documental sobre mataderos que vio en Facebook.

Desde entonces son vegetarianos aunque están ya a un paso de dar el salto al veganismo, que excluye del menú diario no sólo los animales –aves mamíferos o peces- sino cualquier producto derivado como la leche, los huevos o la miel. Ellos mismos se han encargado de acercar esa dieta a Pamplona. “Cuando empezamos a cambiar nuestra forma de comer nos encontramos con muchos problemas para buscar alimentos sobre todo para los segundos platos y las cenas”, cuenta Mikel Xabier. Y fue esa carencia la que les terminó dando la idea para abrir el negocio en el que llevaban ya un tiempo pensado.

El pasado 4 de agosto abrieron en el barrio de Mendebaldea el primer comercio 100% vegano de la ciudad y de Navarra: Veggiekatessen. Una sociedad micro cooperativa asociada a ANEL con la que Roncesvalles y Mikel Xabier no sólo han podido cumplir su sueño de tener su propio negocio sino hacerlo con la forma social con la que se sienten más identificados. “Teníamos claro que queríamos que fuera una cooperativa y optamos por la micro porque somos dos”, explica Roncesvalles. Tuvieron que aportar 1.500 euros de capital al 50%. Un porcentaje que refleja el principio de la economía social con el que más se identifican: la democracia. Coinciden en que pertenecer a una cooperativa “es un compromiso de vida, una filosofía… Formas parte de un conjunto en el que se te escucha y todo el mundo decide por igual. Tienes el compromiso y la responsabilidad de defender unos valores en los que crees”.

El interés por lo verde, lo biológico, lo ecológico, lo orgánico y lo sostenible ha dejado de ser una preferencia minoritaria. En España ya hay 3,6 millones de personas que apenas consumen productos animales, según el informe The Green Revolution (La Revolución Verde) elaborado por la consultora Lantern.

Escaparate (2)

Veggiekatessen es un nuevo espacio gourmet para veganos que atrae a público muy dispar. “El abanico del veganismo es muy amplio y desde que estamos aquí hemos descubierto perfiles con los que no contábamos. Desde el más radical, hasta el ecológico pasando por los que les da igual lo que coman: los denominados ‘gordivegans’, veganos a los que les gusta comer y compran desde pasteles a hamburguesas vegetales, pasando por sobreasada o bacon. Es nuestro público”, sentencia Roncevalles.

En el local, ubicado en el número 19 de la calle Irunlarrea de Mendebaldea, dan preferencia a los productos refrigerados y congelados, los más difíciles de encontrar en tiendas ecológicas. “El 85% de lo que vendemos es ecológico, pero hay un 15% que no puede ser ecológico y que solo lo vendemos nosotros”. Se trata de los productos que más echan de menos los veganos, el “no pollo, las no gambas, el no bacon, los no pasteles…. las mentiras”, apostilla Roncesvalles. Entre sus proveedores hay navarros, murcianos, catalanes, madrileños, gallegos pero, también, europeos, donde el veganismo está mucho más extendido que en España: ingleses, holandeses, alemanes… Mención aparte merece uno de los productos que ofertan y que una de sus clientas bautizó como los “filetes mágicos”. Aseguran que se “venden como rosquillas”. Están hechos de harina texturizada de soja, alubia y arroz y aunque se pueden degustar a la plancha con unos pimientos primero hay que cocerlos, escurrirlos y dejarlos sacar. “Son riquísimos y muy económicos porque cada filete te sale por apenas cuarenta céntimos”, sostiene Mikel Xabier.

Veggiekatessen es una de las más de 1.100 empresas y entidades de economía social que, según los últimos datos hay inscritas en la Comunidad foral. Un modelo presente en la estrategia Navarra de especialización inteligente que se cimenta en primar a las personas por encima del capital y que ya crea uno de cada cuatro de los nuevos empleos. La idea de negocio de Roncesvalles y Mikel Xabier fue seleccionada por el programa municipal Denda Naiz-Soy Comercio que aceleró su puesta en marcha y, además, contó con el apoyo y asesoramiento de ANEL. Desde la Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra les ofrecieron cursos de formación sobre los trámites a seguir para poner en marcha la cooperativa y les orientaron sobre las subvenciones a las que podían optar. Un apoyo que, reconocen, “fue clave”. En un futuro próximo, confían en empezar a ofrecer charlas sobre la materia para aprovechar así los 200 metros cuadrados de local y porque, asegura Roncesvalles, “el veganismo va a más. Está habiendo una revolución en la alimentación. Cada vez miramos más lo que comemos. No hay más que observar cómo ha variado la oferta de productos en los supermercados”; concluye.

Comments are closed.