Fortalezas de la Economía Social

24. octubre 2013 | Por | Categoria: ¿Qué es la Economía Social?
CompártenosEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Diferenciación del modelo de empresa

Estas empresas tendrán ventajas en el mercado respecto a otras formas jurídicas si son capaces de transformar los valores de la Economía Social en ventajas competitivas.

Los valores

Esta forma distinta de hacer empresa se sustenta en rasgos diferenciales (valores) que se ponen de manifiesto en el día a día cuando tomamos decisiones, resolvemos conflictos, nos relacionamos entre nosotros y con nuestros grupos de interés y cuando definimos nuestra estrategia, nuestro plan de gestión.

Son importantes porque nos unen internamente, marcan “estilo” (definen una manera de hacer las cosas; de pensar, hacer y relacionarse) y nos diferencia en el mercado.

Gestión democrática:

• Las decisiones requieren de varias personas, lo que lleva a la necesidad de entendimiento y consenso.  Existen diferentes órganos de decisión y debe existir un equilibrio entre ellos:

• Consejo Administración/Rector: los socios a través de este órgano marcan las políticas, las grandes directrices de empresa.

• Gerente y Equipo de Dirección:   La ejecución de la estrategia se deja en manos del gerente y equipo de dirección.

• Órgano de Control social:  De representación de los trabajadores, se da a veces en algunas empresas

Participación activa y responsable:

• La participación es inseparable al modelo, es la forma de situar a la persona en el centro de la empresa.  Por tanto las personas participan en el capital, en el trabajo, las decisiones y en los resultados económicos.

Compromiso y auto exigencia:

• El éxito o fracaso de nuestro proyecto empresarial depende en gran medida de que la participación se transforme en compromiso de los socios-trabajadores/a en un “proyecto común compartido”.  Trabajas en algo que es tuyo, comportarse con responsabilidad y auto exigencia es natural y coherente cuando el resultado revierte en algo que es tuyo. De ese compromiso personal nacen empresas flexibles y competitivas.

Primacía de lo colectivo sobre lo individual:

• Hay que tener claro que el interés colectivo está por delante a los intereses individuales.  Se trata de garantizar que las decisiones que se tomen velan por la mejor continuidad y sostenibilidad de la empresa.

Cooperación:

“Personas que colaboran, empresas que cooperan”.

• La esencia del modelo es la actitud de colaboración y trabajo en equipo, el individualismo difícilmente tiene encaje en esta fórmula. A través de la cooperación  podemos alcanzar  metas colectivas que superan las capacidades individuales

Vinculación al territorio:

• Las personas que toman las decisiones en estos proyectos tienen una fuerte vinculación con el territorio. Son proyectos sostenibles en el tiempo, con valores que generan una sociedad más humana, responsable, sostenible.  Las propias características de las personas que forman las cooperativas aseguran una estrecha relación de la empresa con su entorno geográfico y social.

Respeto al modelo y sus reglas:

•  Las personas que crean estos proyectos son conscientes de lo que eso significa y lo ponen en valor.  La filosofía de éste modelo de empresa se materializa en reglas establecidas en la normativa.  Si éstas reglas se ven como inconvenientes en vez de cómo ventajas, es señal de que a esa persona no le encaja este modelo de empresa. Si no se respetan las reglas de juego mejor salir de él.

Comments are closed.